Imprimir

Arbitraje de consumo

Arbitraje de consumo

Arbitraje de consumo

 

El Sistema Arbitral de Consumo es el arbitraje institucional de resolución extrajudicial, de carácter vinculante y ejecutivo para ambas partes, de los conflictos surgidos entre los consumidores o usuarios y las empresas o profesionales en relación a los derechos legal o contractualmente reconocidos al consumidor.

 A través de dicho sistema, las partes en conflicto, voluntariamente, encomiendan a un órgano arbitral, que actúa con imparcialidad, independencia y confidencialidad, la decisión sobre el mismo, la cual, al ser vinculante, tiene la misma eficacia que una sentencia judicial.

 

¿Cuáles son sus características y ventajas?

 El arbitraje se desarrolla sin formulismos especiales en un corto espacio de tiempo.

 Se  resuelve mediante un laudo sin necesidad de tener que recurrir a la vía judicial

 La resolución es de ejecución obligada, como  una sentencia obligando a las partes a estar y pasar por lo estipulado..

 Es gratuito para ambas partes. La gratuidad presenta como única excepción el coste de las pruebas practicadas a instancia de parte que serán costeadas por quienes las proponga.

 

Real Decreto 231/2008, de 15 de febrero, por el que seregula el Sistema Arbitral de Consumo.